Quemadura
 



QUEMADURAS

Concepto.

Quemadura es toda lesión local producida por el calor, en cualquiera de sus formas. La lesión térmica que afecta a los tejidos provoca la destrucción de estos.

Junto a esta lesión local, se pueden presentar grandes trastornos generales, que pueden afectar a órganos y sistemas y a su función, determinando el curso evolutivo del proceso.

Clasificación

Según el agente causante, diferenciamos los tipos de quemaduras:
 
  •  Físicas: 

    Térmicas:

    Calor:
    .- Escaldaduras: Normalmente no son muy graves, pero dependen del líquido y su densidad. Se producen en derramamientos.
    .- Llamas: Suelen ser lesiones profundas. Existe una pérdida total de la dermis y coagulación intravascular debido al calor. 

    Frio:
    .- Congelación:Se produce necrosis fisular por la acción del frio y se dan generalmente en dedos de pies y manos, orejas y punta de la nariz. 

    Eléctricas: Atmosféricas, industriales y terapéuticas-médicas.
    Energía radiante: Energía natural (Sol) y radiaciones ionizantes.
    Rozamientos. 
  •  Químicas (causticaciones): producidas por agentes químicos de tipo corrosivos 
 
La gravedad de una quemadura dependerá de los siguientes factores
 
 
·        Profundidad: por la cicatrización, daños en estructuras internas. Su apreciación, a veces, es difícil.
 
·        Extensión: según la extensión quemada es mayor el peligro de muerte, por la gran pérdida de líquidos.
 
·        Localización: cara, manos, pies, orificios nasales, genitales, etc.
 
·        Riesgo de infección.
 
·        Edad: los ancianos y niños son los propensos a la gravedad de las quemaduras.
 
·        Compromiso de la función respiratoria: inhalación de humos, hollín o gases tóxicos.
 
·        Patologías existentes: enfermedad cardiovascular, alcoholismo, etc.
 
 
 
Según su profundidad, se clasifican en tres grados
 
 
1)       Primer grado:

QUEMADURA DE 1º GRADO

 
a.       Afecta a la capa superficial de la piel (epidermis), provocando eritema o enrojecimiento de la zona afectada.
 
b.       Son dolorosas.
 
c.       Hay inflamación de la zona.
 
d.       Se curan aproximadamente en 48 horas.
 
 
2)       Segundo grado:

QUEMADURA DE 2º GRADO


QUEMADURA DE 2º GRADO

 
o   Dérmica superficial
 
·    Afectan a la epidermis y parte superior de la dermis.
 
·    Aparición de ampollas (flictenas) y si se abrieran por debajo aparecería una coloración rojiza brillante con gran exudado
 
·    Curan espontáneamente por reepitelización.
 
·    Son muy dolorosas.
 
o   Dérmica profunda
 
·    Afectan a toda la dermis.
 
·    Aparición de flictenas y por debajo, si se abrieran su coloración será blanca-rosada, con menos exudación que la anterior.
 
·    Son poco dolorosas.
 
 
3)       Tercer grado:

QUEMADURA 3º GRADO

 
a.       Afectan a todas las capas de la piel epidermis, dermis e hipodermis, pudiendo llegar a afectar a músculos, nervios, vasos sanguíneos, etc.
 
b.       Se producirán escaras blancas y secas hasta color negruzco.
 
c.       Por si mismas no son dolorosas, ya que en ellas se destruyen las terminaciones nerviosas.
 
 
Para valorar la extensión de una quemadura ante una emergencia de forma rápida y precisa se utilizara la regla de los “9” o Wallace.
 Principio de página
 
·         EXTENSIÓN
 
o    Cabeza y cuello 9 %
 
o    Miembro superior derecho 9%
 
o    Miembro superior izquierdo 9%
 
o    Pecho y abdomen 18%
 
o    Espalda y lumbar 18%
 
o    Miembro inferior derecho 18%
 
o    Miembro inferior izquierdo 18%
 
o    Periné 1%
 
 
Esta regla es válida solo en adultos, ya que en los niños las proporciones corporales varían.
 
En el caso de existir quemaduras de segundo grado y tercer grado, en la valoración de la superficie quemada no se tendrá en cuenta las del primer grado
 
La palma de La mano del herido constituye el 1 % de su superficie corporal.
 
                     REGLA DE LOS "9" (WALLACE)


 

 

 
Nos interesan principalmente:
 
 
·          Infección. Toda quemadura debe considerarse infectada por gérmenes procedentes de la propia flora bacteriana del individuo y por las técnicas realizadas.
 
·          Shock hipovolemico plasmorrágico, como consecuencia de la extravasación del plasma de los c apilares.
 
·          A largo plazo, la cicatrización anómala de la zona lesionada.
 
 
 
PRIMEROS AUXILIOS EN QUEMADURAS
 
 
                        Las quemaduras graves son urgencias vitales que requieren ser tratadas en un centro medico, además de las medidas adoptadas, se trasladará al mismo con URGENCIA.
 
APAGAR
 
Si vemos a la persona envuelta en llamas, evitaremos que corra, apagar las llamas con una manta o algo similar, haciéndola rodar por el suelo.
 
 
VALORACION INCIAL
 
Lo primero es la situación en que se encuentra el quemado. Valoraremos el estado general (haciendo una evaluación inicial), y mantener las constantes vitales.
 
 
Buscar signos de inhalación de humos (quemaduras en la cara, nariz y mucosas chamuscadas, esputos negruzcos, etc.).
 
 
TRATAR
 
Refrescar la zona afectada inmediatamente, echándole agua fría a chorro (NO ELADA, NI HIELO), al menos durante 15 ó 20 minutos, en ocasiones hasta más, con esto vamos a evitar la aparición de flictenas y aliviaremos el dolor. En el caso de quemaduras de gran extensión NO ES RECOMENDABLE enfriar con agua fría ya que se puede producir una hipotermia en el quemado.
 
 
Es muy importante mantener la máxima higiene, por el alto riesgo de infección.
 
 
Retirar anillos, relojes, pulseras, etc. Guardan el calor y evitamos que se estrangule la zona a consecuencia del edema que se produzca.
 
 
Retirada de ropa quemada. Se puede retirar recortándola con unas tijeras, aquella que esta pegada a la piel se dejara. Limpieza cuidadosa con agua jabonosa procurando no destruir las capas de que forma la epidermis (epitelio).
 
 
NO se debe pinchar ni reventar las ampollas, es la mejor defensa que tiene para evitar infecciones.
 
No aplicar productos farmacéuticos (ni remedios caseros) sólo, retrasará que el paciente acuda a un Centro Sanitario.
 
 
Cubrir la zona quemada con gasas estériles o con paños muy limpios, para que absorban el exudado y evitar su infección. Evitar que la persona pierda calor en exceso; mantener en lugar calido.
 
 
Quemados en la cara, la aparición rápida de edemas; las posibles complicaciones respiratorias por inhalación de humos. Mantener abiertas las vías aéreas y administrar oxigeno en caso de dificulta respiratoria. TRASLADO SEMI-SENTADO.
 
 
No vendar superficies quemadas juntas (ej. dedos) al cicatrizar los tejidos darán pegados. No hacer vendajes compresivos, ni voluminosos (se macera la zona).
 
 
No dar bebidas alcohólicas ni tabaco, compromete aun más el riego sanguíneo de la zona.
 
 
Hacer la valoración segundaria en busca de otras posibles lesiones como fracturas, hemorragias, etc.
 
 
Si la quemadura es extensa y su traslado se va a demorar, siendo de difícil prevención el shock, podremos dar de beber para reponer la pérdida de líquidos, etc., siempre que esté totalmente consciente, una mezcla que prepararemos con:
 

1
litro de agua.
1 cucharadita de bicarbonato.
1 cucharadita de sal.
 
 
Lo más adecuado es la rehidratación por los Servicios de Urgencias Médicas en cuanto sea posible.
 
 
TRASLADAR
 
 
 
Trasladar a la victima a un centro adecuado a las lesiones de este. Durante el traslado se tendrá especial atención a la localización de las quemaduras; si afectan a las extremidades elevar el miembro afectado. Si afectan a la cara y orejas, mantenerlo semi-sentado (“posición de Fowler”). Si es cuello el afectado, trasladar sin almohada, en hiperextensión.
 
 
No traslade con las ropas mojadas (riegos de Hipotermia).
 
 
No debemos olvidar que la víctima va asentir ansiedad, angustia, estrés, miedo, dolor, etc., por lo que debemos dar el mejor trato posible que se sienta atendida correctamente.
 
Principio de página

QUEMADURAS QUÍMICAS O CAUSTICACIONES

DEFINICION
 
Las quemaduras químicas son aquellas causadas por sustancias ácidas, alcalinas u otras substancias químicas corrosivas al entrar en contacto con la piel.
 
Se producen cuando la piel entra en contacto con sustancias químicas (ácidos o álcalis) u otras sustancias corrosivas. Las lesiones son parecidas a las producidas por el calor, aunque la acción corrosiva de los cáusticos se prolonga mientras queden vestigios del mismo en la zona alcanzada.
 
Generalmente se presenta desde leve enrojecimiento de la zona afectada hasta ampollas, salpullido y quemadura, hasta la destrucción de los tejidos, según la naturaleza del cáustico y su concentración.
 
 
 
VARIOS DE LOS AGENTES ESPECÍFICOS
 
 
 
Acido acético
 
Este ácido produce lesiones celulares directas, es utilizado en la industria farmacéutica a altas concentraciones, cercanas al 100%, mas conocido es su uso doméstico al 5% (vinagre), generalmente produce quemaduras sólo si asocia lesión térmica (escaldadura), no variando en estos casos su tratamiento respecto al resto quemaduras.
 
Acido crómico
 
Agente de alto poder oxidante es utilizado para la limpieza de otros metales, el producto activo es el trióxido de cromo en una solución de ácido sulfúrico (de aspecto amarillento). La inhalación de sus vapores puede producir perforación del tabique nasal, si es ingerido produce gastroenteritis severa que evoluciona a shock y coma seguido de nefritis con glucosuria. En contacto con la piel produce un cuadro ampuloso con posterior formación de úlceras. El tratamiento asocia el lavado con agua, soluciones de hiposulfito sódico al 2% y sustancias tampón. El tratamiento sistémico de elección es el 2,3-dimercapto-1-propanol (solución antilewisita) en inyección intramuscular profunda.
 
Ácidos clorhídrico y nítrico
 
Son ácidos de uso habitual en industrias químicas y laboratorios (incluidos los escolares), de pH muy bajo actúan principalmente desnaturalizando proteínas, su contacto produce úlceras con una escara necrótica formada por piel y restos hemáticos bajo la cual sigue actuando el ácido. La inhalación de sus vapores puede producir neumonitis y obstrucción de la vía aérea superior por edema de glotis (a tener en cuenta sí se ha producido el accidente en un lugar cerrado).
 
Debemos recordar que estos ácidos en solución acuosa se ionizan y pueden agravar la lesión, en estos casos adquiere mayor importancia que el lavado sea continuo, debiendo existir por ley duchas de emergencia en los lugares donde se utilizan este tipo de ácidos. Como neutralizantes se han propuesto el hidróxido de magnesio y el jabón, sin embargo no han demostrado ser menos agresivos ni aportan mayor relación coste/beneficio que el lavado continuo con agua o suero salino.
 
Acido sulfúrico
 
Se trata de uno de los ácidos de uso mas frecuente en la industria química y farmacéutica, de amplio uso también en la vida cotidiana (baterías de coches, productos de limpieza). Actúa principalmente produciendo deshidratación celular, es típico que las lesiones producidas por este ácido sean tipo “salpicadura”, formando escaras puntuales y delimitadas bajo las cuales sigue actuando el ácido, el tratamiento consiste en el lavado abundante inicial y el desbridamiento quirúrgico si es preciso.
 
Álcalis
 
Es el grupo mas frecuentemente implicado en la producción de quemaduras, así como el que más complicaciones produce. Los mas conocidos son el hidróxido de potasio y de sodio (sosa cáustica). Su mecanismo de toxicidad incluye la saponificación de los tejidos grasos (reacción exotérmica que agrava la lesión), deshidratación celular y desnaturalización proteica.
 
El tratamiento inicial incluye el lavado copioso y continuo (preferible en ducha), no se recomienda una vez mas el uso de neutralizantes. El daño ocular por afectación directa en forma de “salpicadura” se asocia frecuentemente, siendo proporcional el grado de afectación al pH del álcali implicado, produce alteraciones corneales (opacidades y ulceraciones), microtrombosis vascular y daño en el aparato lacrimal. El tratamiento incluye el uso de colirios anestésicos, ciclopléjicos y midriaticos, así como el lavado abundante, el tratamiento a largo plazo incluye el uso de cisteína y corticoides tópicos.
 
 
PRIMEROS AUXILIOS
 
 
Debemos retirar el producto químico del contacto con la piel tan rápidamente como sea posible.
 
Iniciar cuanto antes el lavado con abundante agua, pero no a presión.
 
Retirar objetos y ropa que estén en contacto con la piel.
 
Mantenerlo bajo el agua al menos 20 minutos, con un chorro abundante.
 
Tratar como el resto de las quemaduras después, cubrir y trasladar.
 
 
Si la causticación se produce en los ojos
 
No retrasar el lavado ocular con agua, averiguar el agente químico causante, con el fin de buscar un neutralizante adecuado.
 
Las causticaciones oculares se deben lavar con agua, al menos, 30 minutos, incluso durante el traslado. Esto facilitara su pronóstico visual final.
 
No utilizar ácidos ni álcalis como neutralizantes, están contraindicados.
 
Periódicamente, se limpiaran las particular residuales.
 
Traslado urgente a un Centro Sanitario con Servicios de Oftalmología.
 
 
 
QUEMADURAS ELÉCTRICAS
 
 
Es la quemadura producida por el paso de corriente desde el cable hasta tierra. Las quemaduras se deben a la generación de calor por la resistencia que ofrecen los diversos tejidos y órganos del cuerpo.
 
 
Además, la electricidad de por sí puede lesionar órganos vitales como el corazón o el cerebro, con o sin quemadura. La corriente eléctrica que atraviesa el cuerpo puede alterar el ritmo cardiaco, causar su parada (electrocución).
 
 
Tipos de lesiones:
 
·        Quemaduras superficiales por calor y llamas.
 
·        Quemaduras por arco o fogonazo.
 
·        Quemaduras llamadas propiamente eléctricas por la acción de la corriente a través del organismo ya que lesionan planos más profundos y a menudo destruye músculos y altera órganos internos, llegando incluso a producir paradas cardiorrespiratorias e incluso la muerte.
 
 
Cuando alguien se electrocuta, la corriente entra en el cuerpo por el punto de contacto y viaja a lo largo del camino de menor resistencia (nervios, músculo, tendones, vasos sanguíneos, etc.) quemándolo y destruyéndolos.
 
 
Normalmente la corriente sale por donde toca el suelo o una superficie metálica.

                                                                      
 
 
La quemadura eléctrica produce en su recorrido por el interior de nuestro cuerpo unas lesiones debidas a acciones electrolíticas y térmicas. La acción electrolítica hace que sean diferentes las lesiones en el punto de entrada (costra seca y dura) de la producida en el punto de salida (blanda como las producidas por los álcalis).
 
 
En este tipo de accidentes es frecuente la aparición de lesiones traumáticas asociadas (fracturas y heridas) secundarias a la caída o al lanzamiento de la víctima por acción de la descarga.
 
 
En consecuencia, la gravedad de la quemadura será condicionada por los órganos que pudieran ser afectados por el recorrido en el interior del cuerpo y por las lesiones asociadas.
 
 
PRIMEROS AUXILIOS
 
  • Evaluar la situación, colmadamente.
  • Desconectar la corriente eléctrica antes de tocar a la persona.
  • Si no podemos desconectarla, nos aislaremos con palos, cuerdas, etc. (objetos aislantes), sin tocar a la víctima directamente.
  • Comprobar las constantes vitales y actuar según la valoración.
  • Cubrir la zona de entrada y salida de la corriente dejadas en el cuerpo.
  • Trasladar a un Centro Sanitario aunque las lesiones sean mínimas puede haber órganos internos afectados o aparición de alteraciones tardias. 

 

 


 
 

HeridasFracturas Principio de página


 
  Amigos de pcvoluntarios: 180661 visitantes (458562 clics a subpáginas)







jejeje - Copyright © pcvoluntarios - jajaja
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
facebook