AHORRA y no contamines
 

 
CONDUCCIÓN EFICIENTE y APROVECHAMIENTO MECÁNICO


Ahorra y no Contamines    

 

1. Al iniciar la marcha
  • No pisar el pedal del acelerador en el momento del arranque.
  • iniciar el movimiento nada más arrancar el coche (en motores turbo -gasolina y diésel - esperar de 3 a 4 segundos).
  • Utilizar la primera marcha sólo para iniciar el movimiento.


2. Al cambiar de marcha
  • Cambiar a segunda velocidad a los dos segundos o tras seis metros recorridos
  • Cambiar a tercera velocidad a partir de los 30 km./h. a cuarta a partir de los 40 km./h. y meter quinta a partir de los 50 km./h.
  • Siempre es mejor utilizar marchas largas. Si el conductor observa que puede circular en tercera o cuarta (por ejemplo), deberá seleccionar cuarta.
  • Es mejor seleccionar una marcha larga con el acelerador más pisado que, una velocidad corta con el acelerador menos pisado.
  • En poblado, siempre que las condiciones lo permitan, deberemos intentar circular en cuarta o quinta marcha (respetando siempre los límites de velocidad).
En proceso de aceleración:
  • En motores de GASOLINA intentaremos cambiar de marcha en torno a 2.000-2.200 rpm.
  • En motores de GASOIL intentaremos cambiar de marcha en torno a 1.500-1.800
    rpm.

La velocidad debe mantenerse lo más constante posible. El uso más eficiente del

 
 

 

pedal de acelerador se sitúa entre el 50% y el 70% de su recorrido.

3. Al decelerar o detener el vehículo
  • Levantar totalmente el pie del acelerador en el momento que tengamos que decelerar o al comenzar a detener el vehículo.
  • Un vehículo con una marcha engranada, sin pisar el acelerador, si esta por encima del régimen de relentí no consume carburante.

  • Reducir de marcha lo más tarde posible, con especial atención a las bajadas, para evitar que el vehículo se embale peligrosamente.
  • En detenciones prolongadas, de más de un minuto, es recomendable apagar el motor. 
     

La aplicación de estas medidas son orientativas, dependerá de las circunstancias del tráfico, de las características mecánicas del propio vehículo, etc.
Todas estas medidas son aplicables a motores construidos desde los mediados de los 90.


4. Sobre el mantenimiento de los neumaticos
  • La presión debe ser revisada al menos una vez al mes, y debe ser la recomendada por el fabricante, que suele venir reflejada en el interior de la tapa del depósito de combustible o en el bastidor de la puerta del conductor y en el manual del vehículo.
  • Si va a utilizarse un  remolque, la presión en los neumáticos traseros debe aumentar al menos 0.4 bar.
  • La presión debe revisarse siempre en frio, es decir, cuando el vehículo no ha recorrido más de tres km. en las últimas dos horas. Si se mide en caliente, la presión correcta es el resultado de añadir 0.3 bar a la cifra recomendada.
  • No debe olvidarse que para que un neumático cumpla con la normativa ha de responder a las medidas, código de velocidad y de carga, homologados para cada vehículo concreto.
  • Para un comportamiento eficaz en seco o en mojado, los canales de la banda de rodadura deben tener una profundidad igual o superior a los 1,6 mm.


Conducción eficiente + Mantenimiento del vehículo + Neumáticos eficientes = Ahorro y seguridad



















 
  Amigos de pcvoluntarios: 180659 visitantes (458531 clics a subpáginas)







jejeje - Copyright © pcvoluntarios - jajaja
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
facebook